Tecnología para la protección del medio ambiente - Medición. Regulación. Control.
Evita los daños por rebose
La nueva cadena de sensores de nivel de AFRISO


Hay muchas razones para proteger instalaciones de tanques contra daños por rebose. Niveles diferentes al principio o durante el proceso de llenado son frecuentes y pueden tener varias causas: una velocidad de llenado insuficiente, ensuciamientos en los dispositivos de llenado o de toma o, fugas. Si durante el llenado de instalaciones de tanques convencionales el primer tanque no está equipado con un sensor de nivel, puede provocarse rápidamente un llenado excesivo inadvertido con una salida de combustible no deseada. Las consecuencias pueden der devastadoras: daños en la estructura del edificio, contaminación del suelo, daños ambientales (aguas subterráneas), molestias por malos olores a largo plazo y gastos consecutivos inmensos.


La nueva cadena de sensores de nivel de AFRISO, en la foto para tres tanques en batería con sensor de nivel, interruptores flotantes y toma flotante. La cadena GWG se suministra tanto para la actualización de instalaciones existentes como para instalaciones nuevas de casi todos los fabricantes conocidos.
Para proteger instalaciones de tanques contra daños por rebose, la empresa AFRISO, que ya desde hace décadas sigue caracterizando el ámbito del almacenamiento de combustible seguro con ideas y productos propios, ha diseñado la cadena de sensores de nivel GWG contra el llenado excesivo de instalaciones de tanques en batería. El sistema es apto para instalaciones de tanques comunicantes y no-comunicantes.

El primer tanque - en dirección de llenado - está equipado con el sensor de nivel prescrito. Con la cadena GWG cada tanque de la instalación dispone adicionalmente de un interruptor flotante en función de limitador de nivel unido con la caja de cableado del sensor de nivel mediante cables y clavijas preconfeccionados. El circuito eléctrico del sensor de nivel alimentado durante el llenado desde el vehículo cisterna y que sirve como parada de seguridad, se lleva sobre los interruptores flotantes cuando la cadena GWG está instalada. En el último tanque, una clavija final cierra el circuito eléctrico. Durante el funcionamiento normal del llenado, el proceso de llenado se terminará a más tardar, cuando se alcance el sensor de nivel. En el caso de que otro tanque de la instalación alcance primero el nivel de llenado máximo, su interruptor flotante terminará el proceso de llenado tal como hubiese reaccionado el sensor de nivel.

La cadena de sensores de nivel es apta para la actualización de instalaciones de tanques en batería existentes de casi todos los fabricantes y protege contra daños por rebose mediante el monitoreo de todos los tanques con limitadores de nivel adicionales. La gama de productos de cadenas de sensores de nivel comprende entre otros, un kit básico (Autorización Técnica por el Instituto Alemán de Ingeniería de Construcción, DIBt Z-65.17-182), un kit de ampliación y un sensor de nivel de recambio con manguito metalizado, que aseguran un funcionamiento duradero en aplicaciones con biocombustible/biodiesel.